Prótesis Mamarias

Mitos comunes asociados con el uso de prótesis mamarias externas y el impacto de la falta información puede afectar la calidad de vida de las mujeres después de la mastectomía. 

No cuesta mucho ver que se ha realizado muy poca investigación sobre este tema. La mayoría de la información sobre prótesis mamarias está dada por los fabricantes y es aceptada por los proveedores de atención médica y los medios de comunicación en general. Se examinan las reivindicaciones relativas a la necesidad médica de una prótesis mamaria ponderada y la idoneidad de los rellenos de gel y se consideran deficientes. La aceptación generalizada de estos mitos puede estar impidiendo que las mujeres sigan opciones de estilo de vida saludable y restrinjan el desarrollo de productos protésicos más adecuados. 

El artículo concluye que un enfoque riguroso y basado en la evidencia para la evaluación de las prótesis mamarias potenciaría el desarrollo de este sector no invasivo y rentable de la atención post-mastectomía, así como el ajuste, el bienestar y la calidad de vida de las mujeres operadas de cáncer de pecho.

Prótesis mamarias


Hay falsas creencias en la práctica de la medicina, extendiéndose también al tratamiento del cáncer de mama. La desinformación asociada con el uso de prótesis mamarias y el impacto que esta desinformación puede tener en la calidad de vida de las mujeres después de la mastectomía.

Internet ha facilitado la búsqueda de información sobre la cual basar esas decisiones que alteran la vida. Una mujer que no sabe nada puede encontrar información detallada sobre sus opciones de reconstrucción quirúrgica a través de una variedad de fuentes que no siempre son las mejores. Los sitios web describen claramente los riesgos que conlleva la reconstrucción quirúrgica ya sea mediante implante o con tejido propio. Las mujeres que están bien informadas se adaptan mejor a sus resultados del tratamiento, y una persona bien informada es más probable que entablar conversaciones con su cirujano plástico acerca de sus opciones de prótesis mamarias.

Con el diagnóstico de cáncer de mama, una mujer debe tomar muchas decisiones con respecto al tratamiento que recibirá. Incluso si decide aplazar la toma de decisiones a los médicos u otras figuras de autoridad, no puede escapar de la necesidad de tomar medidas que determinen su curso de tratamiento y su calidad de vida. Para llegar a las decisiones hay muchos factores, como la personalidad de la mujer, su uso de los mecanismos de afrontamiento y, lo que es más importante, la actitud del equipo médico.

Tener una mastectomía, sin embargo, conduce a un nivel de toma de decisiones con respecto a si tener una reconstrucción quirúrgica, usar una prótesis mamaria, o no usar nada en absoluto para reemplazar la mama amputada. A veces rellenos de corpiño. Casi nada se sabe acerca de las mujeres que deciden no tener una reconstrucción quirúrgica y no llevar prótesis mamarias, y se ha hecho poca investigación sobre las prótesis externas de mama y su influencia en la calidad de vida de una mujer operada. Se calcula que el 90% de las mujeres que han tenido una mastectomía usan prótesis mamarias en Estados Unidos, pero actualmente se sabe poco sobre cómo las mujeres acceden a información, sus formas de uso, niveles de satisfacción y cómo la prótesis mamaria impactó en su calidad de vida.

1 comentario:

  1. El tamaño adecuado de la prótesis mamaria es una mano abierta.

    ResponderEliminar